Objetivos

Entendemos que toda institución educativa cumple una tarea formativa general. Y los institutos de enseñanza de inglés no pueden permanecer ajenos a ello. Nos proponemos, entonces, hacer “uso y abuso” del inglés.

Por un lado, pretendemos facilitar el desarrollo de un conocimiento y un dominio del inglés que les permita a los alumnos manejarse con seguridad y fluidez en cualquier tipo de situación comunicativa. El inglés debe transformarse desde el inicio del aprendizaje a temprana edad o en niveles iniciales como una herramienta útil que permita estudiar, trabajar o comunicarse en diversas situaciones.

¿Y por el otro lado?
Esta herramienta que se forja, además de ser un fin en sí misma, puede convertirse en un medio eficaz para permitir una mejor formación general continuando, de este modo, con la tarea iniciada en la escuela.

Aprender inglés es una oportunidad inmejorable para desarrollar nuestra capacidad intelectual ya que no se trata de acumular contenidos sino de desarrollar estrategias cognitivas que puedan ser utilizadas en otras áreas de estudio o de trabajo. Aprender inglés es también una ventana que permite conocer sobre el mundo y las personas que habitamos en él, valorar otras culturas y tomar conciencia de la nuestra.

Aprender inglés es un momento ideal que nos permitirá relacionarnos con otros, reconocer aquellos valores que facilitan la convivencia y reflexionar sobre nuestras actitudes. Es una instancia más que da lugar a aceptar nuevos desafíos.

Alcanzar estos objetivos implica un esfuerzo de planificación y de implementación.