Exámenes Internacionales

Todos los años, les ofrecemos a los alumnos la posibilidad de convalidar el nivel alcanzado con un examen internacional. Si bien estas instancias no son de carácter obligatorio, es conveniente entenderlas como metas a corto plazo en un proceso de aprendizaje que dura muchos años.

Es bueno probarse a uno mismo, perder miedos, valorar lo que uno es capaz de hacer disfrutando de los logros. También es positivo aprender que el decidir rendir un examen implica compromiso y responsabilidad; valores fundamentales que acompañan cualquier otro tipo de emprendimiento.

La experiencia acumulada todos estos años nos indica que rendir exámenes les deja a nuestros alumnos mucho más que una acreditación. Es en sí una experiencia que ayuda a fortalecer la confianza en uno mismo y a valorar los logros en función del esfuerzo y la perseverancia.

¿Por qué otros motivos ofrecerlos?

  • Porque tienen reconocimiento internacional en instituciones educativas, empresas y organismos gubernamentales.
  • Porque las certificaciones obtenidas enriquecen el currículum vitae y son una carta de presentación que abre posibilidades laborales.
  • Porque la acreditación de los niveles más altos facilita el acceso a la enseñanza superior y a programas de posgrado en la Argentina y en el exterior.
  • Porque es una instancia de evaluación externa que nos permite revisar y mejorar nuestra metodología de trabajo.
  • Porque es una herramienta de evaluación confiable e imparcial.
  • Porque no pierden su validez.